Alimentos para perros, ¿el pienso es lo mejor?

By opensalud.

Hace unas décadas los perros comían sobras o carnes de bajo coste con arroz y verduras. En la actualidad, la alimentación canina ha pasado a basarse en dietas formuladas en función de sus necesidades nutricionales específicas. No en vano, en países como los Estados Unidos, el 63% de los dueños de mascotas consideran que sus mascotas son “miembros de la familia”.

Estas nuevas dietas se componen, mayoritariamente, de piensos secos que recomiendan los propios veterinarios. Sin embargo, la nutrición para el veterinario general a menudo no está completamente incorporada en los planes de estudio de las escuelas de veterinaria y existen muchas carencias al respecto.

No hay que perder de vista que el mercado de la alimentación de mascotas es un importante negocio que mueve más de 1.000 millones de euros al año en España y en el que existen muchos intereses y también mitos y falsas creencias.

El perro es omnívoro (aunque descienda del lobo)

Imágenes blog (2)-min

Es reconocido que los perros domésticos evolucionaron de los lobos. A partir de las evidencias arqueológicas, se cree que los perros fueron el primer animal en ser domesticado por los humanos hace cerca de 14.000 años.

En consecuencia, algunos alimentos para perros se comercializan a base de formulaciones con alto contenido de carne y proteínas que se consideran adecuadas para los carnívoros como los lobos, debido a su conexión evolutiva y similitudes genéticas. Sin embargo, los perros ya no son lobos porque la domesticación ha modificado no solo sus atributos sociales y cognitivos, sino también el tipo de alimentos que son adecuados para ellos.

Como ejemplo, en estudios genéticos recientes se ha observado que las mutaciones en genes clave de los perros en comparación con los lobos les proporcionan el apoyo funcional para una mayor capacidad de digestión de los carbohidratos.

La comida más adecuada para el perro

Los perros son omnívoros, por lo que su dieta debe ser variada, aunque presentan unas elevadas necesidades de proteínas de origen animal (de carnes y pescados).

La comida más adecuada para un perro debe aportarle la energía y todos los nutrientes que necesita. También es importante un adecuado aporte hídrico, especialmente si se alimenta con pienso seco, ya que este contiene poca agua.

Además, su alimentación dependerá de varios factores:

  • La edad. No es lo mismo un cachorro (hasta 1 año), un perro adulto (entre 1 y 7 años) y un perro senior (más de 8 años).
  • La raza y el tamaño.
  • Su actividad física.
  • El lugar donde vive.
  • Las posibles patologías del perro.

Pienso para perros

Los piensos no son indispensables para alimentar bien a un perro. Se puede preparar comida casera para el perro, si bien el pienso facilita mucho su alimentación y existen piensos de calidad que incluyen todos los nutrientes que el perro necesita.

Lo más sencillo es alimentar al perro con un buen pienso y prepararle en ocasiones comida casera. Esta puede incluir alimentos proteicos de origen animal como carne de vacuno, pollo o cordero, pescado (sin huesos y sin espinal) y lácteos. Las cantidades deben ser pequeñas y se deben mezclar con el pienso que toma habitualmente.

En cuanto al pienso, normalmente aporta mayoritariamente proteínas de origen animal y grasa, que les proporcionan la energía que necesitan. Los carbohidratos no son tan importantes, pero sirven para dar consistencia a las bolas de pienso y también aportan energía.

En este sentido, los estudios llevados a cabo con perros, que podían elegir diferentes tipos de alimentación, instintivamente optaban por una proporción de macronutrientes en la que el 30% de las calorías de la dieta eran proporcionadas por proteínas, el 63% por grasas y el 7% por carbohidratos. Los piensos comerciales suelen presentar una composición parecida, aunque con variaciones.

Snacks para perros

Además del pienso existen en el mercado muchos tipos de snacks para complementar la alimentación de los perros. Algunos se utilizan como “premios”. Otros, sin embargo, tienen un uso funcional relacionado con la limpieza dental, suplementación nutricional para el pelo y la piel, etc.

No es problemático usar snacks, pero es importante tenerlo en cuenta a la hora de contemplar su alimentación total diaria.

Mitos sobe la alimentación canina

Existen determinados mitos sobre la alimentación de los perros que están muy extendidos. Estos son los más comunes:

Si un perro como chocolate o dulce se queda ciego

No es bueno que los perros coman dulces, pero no es cierto que se queden ciegos si los toman.

Sí es cierto que el dulce puede modificar su apetito, puede provocarles cambios en la flora intestinal y diarrea.

Para los perros diabéticos el azúcar todavía es más problemático.

El perro no puede comer comida de humanos

No es un problema que el perro tome alimentos para humanos. Simplemente hay que tenerlo en cuenta para el cómputo de su dieta global. Darle un poco de jamón York, pollo o pescado cocinado no tiene por qué ser un problema.

Es mejor la comida y la carne cruda para el perro

Las dietas BARF (Biologically Apropiate Raw Food) sostienen que para el perro es más natural comer principalmente carne cruda. Sin embargo, desde la domesticación de los perros, su alimentación se ha ido adaptando a la alimentación humana, incluyendo el cocinado de los alimentos. De hecho, han pasado de ser eminentemente carnívoros a ser omnívoros.

Los estudios realizados sobre este tipo de dietas que incluyen alimentos crudos a base de carnes, algunas verduras y otros componentes señalan que pueden ser una fuente importante de patógenos. Por lo tanto, no parece muy recomendable darle al perro este tipo de dietas con carne cruda.

El pienso más caro es el mejor

En los piensos para perros la variación de precios puede ser muy elevada, desde 0,5 hasta 10 euros por kg de pienso.

Algunos estudios comparativos sobre la calidad de los piensos señalan que por debajo de un cierto precio (en torno a un euro por kilo), los productos a la venta se pueden calificar solo de “aceptables”. Sin embargo, no es cierto que el mejor pienso sea el más caro. Es posible encontrar piensos de gran calidad a buen precio.

La diferencia de alimentar a un perro con un pienso u otro puede superar los 1.000 euros al año, además de darles alimentos de peor calidad.

Tags: mascotas, perros

Artículos Relacionados

Evaluador de síntomas

Indicanos tus síntomas y accede a una evaluación inicial.

Evalúa tus síntomas