Entrevista a Irene Bedmar

Hoy hablamos con Irene Bedmar, quizá una de las profesionales de la psicología y la sexología clínica con mayor actividad online de España, atendiendo pacientes en lugares tan recónditos como Sidney. A lo largo de esta conversación con ella, trataremos de desvelar alguno de los secretos de su éxito.

1.- ¿Cómo cree que han afectado la revolución tecnológica e Internet a la sexualidad humana y al campo de la sexología como especialidad clínica?

Vivimos rodeados de tecnología que nos mantiene permanentemente interconectados. Esto ha afectado a distintas áreas de nuestra vida, especialmente a nuestras relaciones interpersonales y a nuestra sexualidad. Así, el modo en que nos relacionamos sexualmente también ha evolucionado. Además, es obvio que Internet ha facilitado el acceso a la información, aunque cabría que reflexionásemos sobre si vivir sobreinformados significa vivir mejor informados y debemos cuestionarnos si hay rigor en las fuentes de información. En el contexto clínico, una consecuencia de esto es la creciente tendencia al “ciberdiagnóstico”: personas autodiagnosticadas y prácticamente convencidas de tener una determinada dificultad psicológica o sexual, sin tener un diagnóstico cualificado.

En este sentido, recomiendo ser cautos al realizar búsquedas en Internet para obtener información sobre problemas psicológicos o sexuales. Precisamente la tecnología permite a los pacientes contactar con profesionales de la sexología clínica que les ayuden a evaluar adecuadamente su caso.

Página web de El diván de Irene

2.- ¿Cuánto tiempo hace que ofrece servicios de consulta online?

Mi experiencia profesional como terapeuta sexual online se remonta al año 2006 con las prácticas realizadas en el máster en Sexología Clínica y de la Salud, aunque fue en 2014 cuando me incorporé activamente a la revolución digital en "eSalud".

Desde entonces, he pasado de la atención presencial y por email, hasta incorporar a mi práctica clínica habitual tecnología especialmente diseñada para prestar terapias online, como la Videoconsulta, la Consulta escrita o por Chat, cumpliendo con las exigencias de las leyes y reglamentos de protección de datos, que en el entorno de la salud son muy exigentes.

Ha sido un largo recorrido y el balance, sin lugar a duda, es más que positivo: actualmente en https://www.eldivandeirene.com/ contamos con una gran comunidad de pacientes satisfechos que crece cada día.

3.- ¿Cuáles son los motivos de consulta más frecuentes en sexología clínica y cuáles son los temas más crítico para la resolución online de esos casos?

La mayoría de consultas online que recibo se refieren a problemas sexuales específicos: problemas de erección o control eyaculatorio, vaginismo, anorgasmia, deseo sexual inhibido...

En estos casos se maneja información sensible desde el primer contacto, lo que implica una necesidad de protección especial de los datos recabados mediante la evaluación de cada caso.

Además, generalmente es imprescindible el intercambio de documentos privados entre terapeuta y paciente, ya que el proceso de terapia sexual incluye un programa personalizado basado en ejercicios que el paciente debe realizar.

4.- ¿Cómo ha resuelto las demandas legislativas en materia de protección de datos (RGPD y LOPD) teniendo en cuenta la sensibilidad de la información aportada por sus pacientes?

Este siempre ha sido un aspecto especialmente importante para mí, ya que el propio código deontológico del psicólogo ha recogido siempre la privacidad y confidencialidad como elementos clave a garantizar al paciente. Actualmente, la legislación al respecto evidencia la necesidad de garantizar un mayor nivel de protección de la información aportada por los pacientes. Pero, una vez garantizado, favorece la confianza. Aunque aún son escasas las plataformas de telesalud  capaces de garantizar el cumplimiento completo del RGPD, en mi caso he encontrado en www.opensalud.es la seguridad y confianza necesarias, ya que aporta un entorno privado de comunicación entre terapeuta y paciente, bajo las máximas condiciones de seguridad y privacidad.

5.- ¿Cuál es la principal ventaja de atender a sus pacientes a distancia?

Potencialmente, Internet y las nuevas tecnologías nos permiten llegar a muchos más pacientes y cada vez de forma más eficiente. Otra de las grandes ventajas de la atención a distancia es su mayor rentabilidad para paciente y terapeuta. En el caso específico de la sexología clínica y con las garantías actuales en materia de privacidad de datos, creo que estamos en el mejor momento para que el paciente pueda beneficiarse de estas ventajas, solucionando de forma eficaz sus problemas psicológicos o sexuales. Además, la sexualidad es algo tan íntimo que para muchas personas es incómodo hablar de sus problemas sexuales cara a cara, por lo que prefieren la atención por Internet. Creo que hoy en día es importante aceptar la realidad de la diversidad de pacientes y saber adaptarse a sus distintas necesidades. En ese sentido, la gran ventaja de las plataformas de teleterapia actuales, como www.opensalud.es que es la que yo utilizo, es que me permite adaptarme tanto al paciente que necesita una atención por videoconsulta a tiempo real como al paciente que opta por la intimidad de un servicio escrito.

6.- ¿Qué objetivos se planteó cuando decidió añadir la consulta online a su actividad clínica habitual?

De entrada, que me ayudara tanto a llegar a nuevos pacientes como a fidelizarlos, en un proceso terapéutico a medio o largo plazo. La fidelización, también aplica a los pacientes que llevan tiempo conmigo, como complemento de la terapia presencial o en casos en que cambian su lugar de residencia, como recientemente me ha pasado con un paciente que se ha ido a vivir a Sidney en Australia. De otra forma, no hubiera podido continuar con su terapia.

También fue crítico el deseo de ganar en disponibilidad y cercanía para mis pacientes, pero de una forma bien estructurada, y mantener un volumen y ritmo de consultas online que me permita seguir priorizando la calidad que ofrezco en mi trabajo.

Servicios como el de chat o consulta escrita son perfectos para consultas rápidas o puntuales, mientras que el servicio de tarifa plana de consulta escrita y chat, complementado con la opción de adquirir videoconsultas programadas, está funcionando muy bien para seguimientos y para casos en que se acuerda un proceso de terapia psicológica o sexual a más largo plazo.

7.- ¿Qué cree que es lo que más valoran sus pacientes de su servicio de consulta online?Irene Bedmar

Transmitir confianza a los pacientes desde el primer contacto siempre es el gran reto al que los profesionales de la salud nos enfrentamos, pero es fácil lograrlo cuando la plataforma sanitaria en la que trabajas le ofrece seguridad, privacidad, flexibilidad y acceso permanente a su propio historial, algo esencial, que simboliza el máximo respeto por sus derechos básicos. Reconozco dicha confianza por la comunicación sincera que me ofrecen mis pacientes.

Además, necesitan información constante, ya que esta cumple una función terapéutica esencial: es tranquilizadora.

Por otra parte, el perfil de paciente de www.eldivendeirene.com es el de una persona que valora mi propio esfuerzo como profesional: siempre defiendo un enfoque de trabajo donde el paciente y yo formamos un equipo de trabajo ilusionado y unido por una meta común. Esta sensación de trabajo en equipo -donde yo adopto el rol de guía, pero es él quien toma un papel activo responsabilizándose de su parte del trabajo- es esencial a la hora de lograr el éxito terapéutico.

 

8.- ¿Cuáles son las demandas actuales de los sexólogos en cuanto a “salud digital”?

Con lo que ya hemos mencionado sobre confidencialidad de los datos y seguridad en las comunicaciones, se cubren algunos de los principales aspectos éticos básicos relacionados con nuestra profesión.

Además, hacen falta herramientas de consulta y/o terapia adaptadas a las demandas actuales de los pacientes y a las necesidades específicas del profesional, para garantizar una comunicación fluida y eficaz entre terapeuta y paciente.

Por último, creo que necesitamos dar acceso a los pacientes a un sistema sencillo de valoración/recomendación de la atención recibida, en respuesta a las exigencias actuales de comunicación y compartición de experiencias entre usuarios.

 

9.- ¿Qué otros movimientos tecnológicos podrían revolucionar próximamente la salud mental y sexual, así como la sexualidad humana en general?

La investigación, evaluación y tratamiento de los problemas psicológicos evoluciona rápidamente gracias al uso de tecnologías que ya se aplican en el contexto clínico. Podemos comprobarlo con la realidad virtual y la realidad aumentada en el tratamiento de algunas fobias específicas y trastornos de ansiedad. En el caso de la sexología clínica, aún falta bastante camino por recorrer, aunque ya se vislumbran las bases con la aplicación de la inteligencia artificial, la robótica, la VR, la AR o los videojuegos al campo de la sexualidad humana. Ya no nos conformaremos con conocer al detalle nuestra respuesta sexual, sino que buscaremos elevar nuestras posibilidades de placer. En este sentido, cabe destacar grandes avances en juguetería erótica, centrada ahora en el desarrollo de los sextech (alta tecnología aplicada al sexo).

¿Te gustaría hacer una consulta a Irene Bedmar?

Pulsa aquí

 

Elena Aparicio
Elena Aparicio