Los nuevos hábitos de las personas con celiaquía

By opensalud.

Cada vez son más las personas diagnosticadas de celiaquía. Se estima que cerca del 1% de la población puede estar afectada de intolerancia al gluten. Si tenemos en cuenta, además, a las personas con sensibilidad al gluten, esta proporción aumenta sustancialmente.

A partir del diagnóstico que suele tardar años en producirse desde la aparición de los primeros síntomas debe eliminarse el gluten de la dieta para siempre. Hoy en día existe una gran variedad de alimentos sin gluten, aunque en muchos productos que contienen gluten no se esperaría, a priori, encontrarlo.

Todo ello implica unos nuevos hábitos para las personas con enfermedad celíaca, especialmente a la hora de hacer la compra y preparar la comida.

Diagnóstico de la celiaquía

Para que se pueda producir el diagnóstico de celiaquía por parte del médico, se deben completar una serie de circunstancias:

  • Historial clínico con síntomas de celiaquía.
  • Presencia de marcadores serológicos (anticuerpos que se producen como consecuencia de la reacción frente al gluten) en sangre.
  • Pruebas histológicas por medio de biopsia endoscópica. Debe ser positiva en cuanto al deterioro de los tejidos causados por la enfermedad.
  • También se puede estudiar la predisposición genética por medio del análisis en sangre de los haplotipos de HLA DQ2 y DQ8.

    Sensibilidad al gluten

Nuevos hábitos de una persona celiaca

El único tratamiento posible para la celiaquía es la completa eliminación del gluten de la dieta. El daño producido en el intestino que afectaba a la absorción de nutrientes, como vitaminas (A, B, D, E y K) y minerales (calcio, el hierro, el magnesio y el zinc) se recupera. De este modo, en cuanto se pone en marcha la eliminación del gluten de la dieta, el intestino se reestablece sin ningún problema, desaparecen los síntomas y se normaliza la absorción de nutrientes.

Por otro lado, las dietas libres de gluten presentan limitaciones en su valor nutricional y requieren de consejo nutricional experto para asegurar una ingesta dietética adecuada y no sufrir carencias nutricionales.

 

Dieta sin gluten

Una dieta sin gluten o "gluten free" debe eliminar todo el gluten de los alimentos, incluyendo los alimentos en los que el gluten ha sido añadido como ingrediente o aditivo.

Son muchos los alimentos que las personas con celiaquía pueden consumir libremente. Los alimentos aptos para celíacos incluyen:

  • Frutas y verduras.
  • Carnes, pescados, huevos y lácteos.
  • Legumbres y frutos secos.
  • Los cereales libres de gluten: arroz y maíz. La avena no contiene gluten, pero se pueden producir problemas de contaminación cruzada a partir de otros cereales.
  • Semillas: quinoa, chía, mijo, amaranto, sorgo, lino y sésamo, entre otras.

 

La dieta sin gluten debe estar basada en los alimentos anteriores en su forma más natural posible.

Los alimentos que se deben excluir de la dieta sin gluten incluyen:

  • Trigo, cebada, centeno, espelta y triticale, así como sus derivados: almidón, harina, panes o pastas alimenticias.
  • Bollería, pastelería y repostería convencional.
  • Bebidas fermentadas a partir de cereales como la cerveza y las bebidas malteadas.

Existen otros alimentos que pueden contener gluten de forma menos evidente:

  • Ciertos embutidos que incluyen harinas en su composición o en el recubrimiento (fuet).
  • Quesos fundidos.
  • Patés.
  • Preparados de carne y pescado.
  • Helados.

Consejos para hacer la compra

A la hora de hacer la compra hay que tener en cuenta los alimentos que pueden contener gluten.

Cuando se trata de alimentos envasados, no resulta demasiado complicado evitar los que contienen gluten, ya que por ley es obligatorio mencionarlo en la etiqueta. Sin embargo, si el producto no tiene etiqueta, la cosa cambia.

Alérgenos en la etiqueta

Los 14 alérgenos que más intolerancias provocan incluido el gluten deben aparecer destacados en la lista de ingredientes.

Cuando se trata de alimentos sin envasar, la ley obliga a los establecimientos que los comercializan a que se informe adecuadamente sobre ellos. Los vendedores deben informar a las personas que lo soliciten sobre los ingredientes de esos alimentos y de los alérgenos que pueden contener.

Precauciones para las personas con celiaquía

Para las personas con celiaquía es muy importante seguir una dieta que esté basada en alimentos naturales, sin procesar. Además, se deben tener en cuenta una serie de precauciones:

  • No iniciar una dieta sin gluten sin tener un diagnóstico confirmado, ya que de este modo se contribuye a retrasar el diagnóstico de una posible enfermedad celíaca.
  • El consumo de pequeñas cantidades de gluten de forma continuada puede dañar severamente las estructuras intestinales, provocando otras alteraciones y trastornos perjudiciales, incluso cuando no han aparecido síntomas.
  • La dieta sin gluten debe basarse, fundamentalmente, en alimentos naturales sin gluten: lácteos, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, legumbres, semillas, frutos secos y los cereales permitidos (maíz, arroz y avena exenta de gluten).
  • Se debe comprobar siempre la etiqueta de productos envasados. Siempre que contienen gluten aparecer indicado.
  • En caso de productos a granel, el vendedor también está obligado a anunciar la presencia de alérgenos. En caso de dudas, lo mejor es no adquirir el producto.
  • No está de más ser precavidos en bares, restaurantes y comedores colectivos. Se debe consultar por el proceso de elaboración y los ingredientes de los platos y la posibilidad de contaminación cruzada de gluten.
  • En la casa familiar, si no todos los miembros de la familia tienen una dieta sin gluten, hay que prestar atención a la contaminación cruzada. Por ejemplo, si se fríen patatas en un aceite en el que previamente se han frito croquetas.

Cuando un celíaco no elimina el gluten de su dieta

Qué pasa cuando una persona que padece celiaquía no lo sabe o trata de hacer una dieta sin gluten, pero incluye alimentos que lo contienen. Cuando esto sucede, la salud de esta persona puede ir deteriorándose progresivamente.

Algunos de los problemas de salud que le podrían aparecer incluyen:

  • Malnutrición.
  • Pérdida de peso.
  • Depresión.
  • Infertilidad y abortos.
  • Aumento del riesgo de padecer determinados tipos de cáncer.

Una vez diagnosticada la celiaquía, se debe establecer para siempre una dieta sin gluten que tenga en cuenta todos los alimentos que podrían contenerlo.

¿Tienes problemas digestivos compatibles con la enfermedad celíaca? Consulta aquí con un especialista de Opensalud.

Tags: alimentación, nutrición, celiaquia, gluten, sensibilidad al gluten

Evaluador de síntomas

Indicanos tus síntomas y accede a una evaluación inicial.

Evalúa tus síntomas